Bellas Artes/Cultura/Entretenimiento/Música

Una ópera a las víctimas de Jack el destripador

Daniel Kramer se hizo con la dirección artística de la Ópera Nacional de Inglaterra en 2016 en medio de fuertes recelos. Hasta él mismo ironizaba con su bisoñez: «Nunca he dirigido un teatro de la ópera, ¿no es emocionante?».

Seguramente habrá muchos esperándolo a la vuelta de la esquina porque ayer, durante la presentación de la ópera de nuevo cuño «Jack el destripador: las mujeres de Whitechapel», que tendrá lugar entre marzo y abril de 2019, le faltó pedir perdón por osar a tanto y es que es tal la hipersensibilidad y el recelo en el que nos manejamos que la sobre actuación de los postulados se vuelve casi obligada.

Así, este «Jack el destripador», justificó Kramer –quien confesó su «escepticismo» cuando le llegó el proyecto a las manos–, no mostrará jamás al asesino a las claras ni –increíble que tenga que aclararlo– glorificará la violencia sexual, todo lo contrario. «El tema que nos surgió fue la pregunta sobre el patriarcado y cómo es un hombre saludable en la sociedad actual», explicó.

Para Iain Bell, el compositor de esta obra que da voz a las prostitutas anónimas de Whitechapel que el monstruo violó y asesinó, Jack solo es una excusa para «explorar la humanidad» de esas mujeres y, de paso, colocar al inglés medio ante su espejo victoriano, «una sociedad con la que compartimos incómodos paralelismos». Las propias integrantes del panel de voces confesaron reparos iniciales en participar en esta obra, pero pronto se convencieron de lo contrario ante ese concepto que hoy en día es el «abracadabra» de lo políticamente correcto: el enfoque.

«Dicen que las mujeres somos poderosas, somos fuertes, y que ya no pueden hacernos esto. Si alguna vez hubo un tema con el que dejarlo claro ese es el de Jack el Destripador y la historia de estas mujeres», señaló la soprano Lesley Garrett. A la espera de conocer las reacciones ante esta apuesta de Kramer, la Ópera Nacional de Inglaterra se descuelga en octubre de este año, inicio de la temporada 2018/2019, con una «lectura feminista radical» de la «Salomé» de Strauss.

Una nuevo enfoque (ahí estamos) a la «femme fatale» por excelencia. ¿Cómo justificará Kramer la decapitación del Bautista?

Fuente: La Razón

Anuncios