Actualidad/Nutrición/Salud

Las nueces pueden ayudarte a combatir el estrés y la presión arterial

Licdo. Néstor Flores Araujo

Incluir unas nueve nueces enteras como una porción diaria promedio puede ser suficiente para que sientas efectos curativos, demuestra nuevo estudio que señala que las nueces y aceite de nuez reducen la presión arterial durante los periodos de estrés. (Shutterstock*)

 

i3438

 

Si te sientes estresado o sabes que estas teniendo un mal día, es posible que desees comer un puñado de nueces para aliviar la presión ya que de acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania, una dieta rica en nueces y aceite de nuez, puede preparar al cuerpo para lidiar mejor con el estrés.

Los investigadores estudiaron cómo las nueces y el aceite de nuez, que contienen grasas poliinsaturadas, influyen en la presión arterial para descansar y bajar el estrés.

Ya que las personas que tienen una respuesta biológica exagerada al estrés, están en un riesgo mayor de obtener enfermedades al corazón, los investigadores quisieron averiguar si los ácidos grasos omega-3 de origen vegetal podrían atenuar a respuestas cardiovasculares para el estrés, en el estudio a 22 adultos sanos con elevado nivel de colesterol LDL o colesterol malo, siguieron tres dietas diferentes durante seis semanas, cada uno.

Los participantes fueron sometidos a estrés, ya sea dando un discurso o sumergiendo un pie en agua fría. Los resultados, publicados en la revista American College of Nutrition, demostraron que cuando los participantes seguían la dieta que incluía nueces y aceite de nuez, bajaron su presión arterial y estrés.

Claro la dieta “promedio” no incluye nueces en base diaria ya que se ha demostrado que incluir unas nueve nueces enteras como una porción promedio puede ser eficaz para reducir la reacción del estrés para que puede ser suficiente para poder sentir los efectos curativos.

Es decir, que un cuarto de taza de nueces proporciona más del 90 por ciento del valor diario recomendado de grasas omega-3. Es decir que los estudios anteriores ya habían demostrado que los ácidos grasos omega-3, como el ácido alfa- linolénico, se encuentran en las nueces y semillas de lino, quedando demostrado que ellas pueden reducir el colesterol LDL y también reduce la inflamación.

De tal manera podríamos decir que las nueces son ricas en grasas, si pero saludables para nuestro sistema porque estas están compuestas de fibra dietética, minerales, vitaminas, antioxidantes y fitoesteroles, que se asocian con mejoras en la salud del corazón.

Además de sus efectos beneficiosos para la presión sanguínea e inflamación, las nueces también demostraron ser una excelente fuente de antioxidantes que ayudan a prevenir cálculos biliares, mejoran el sueño, aumentan la melatonina, protegen la salud ósea y previenen el aumento de peso.

Dejando claro gracias a este estudio donde señala que las nueces y aceite de nuez reducen la presión arterial en los periodos de estrés.

Tal investigación se logró gracias a la Agencia de Alimentos y Medicamentos de EE.UU que permite a los proveedores afirmar sobre la salud que, al “comer 42,52 gramos de nueces por día, como parte de una dieta baja en grasas saturadas y colesterol, puede reducir el riesgo de enfermedades al corazón”.

Es así que aunque no podemos evitar todo el estrés en nuestras vidas, es preciso comprender que nuestro organismo merece un buen cuidado no necesariamente hay que ser experto sino un simple y conveniente control, podría ayudar a lidiar con la presión arterial y el estrés cotidiano.

 Licdo. Néstor Flores Araujo

@nafagot

Noticia Global / BBC Mundo / Mujereselsalvador / Foto: Referencial