Actualidad/Ambiente

Seis Plantas purificadoras del aire que te oxigenan y eliminan contaminantes en casa u oficina

Estas maravillosas plantas, perfectas máquinas para fabricar el oxígeno, se toman muy en serio su papel y de paso que purifican muy eficiente y eficazmente nuestro aire, nuestro ambiente.

También, podemos preparar infusiones con las mismas y nos desintoxica nuestro organismo, nuestra sangre, nuestra digestión y especialmente descongestiona y alivia el cerebro del cansancio y el estrés.

  •  Lirio de la paz o espatifilo

 

El espatifilo ama la sombra y puede estar lejos de una ventana.  Es una de las mejores plantas para mejorar la calidad del aire interior, de acuerdo con investigaciones de la NASA.

Siembra tu espatifilo en abundante tierra para macetas, con un drenaje adecuado. Comprueba la tierra cada pocos días que tenga el agua según sea necesario. Para asegurarte de tener frecuentes hojas sanas y florecientes, nunca permitas que la tierra se seque.

  •  Potus dorado

 

 

Potus: Si pones un potus en tu cuarto, este liberará el aire de monóxido de carbono y de formaldehído.

Según investigadores de la NASA el potus dorado también fue señalado como una gran planta de limpieza del aire. Sus hermosas hojas en forma de corazón eliminan hasta un 73 por ciento de los compuestos orgánicos volátiles y otros contaminantes en recintos cerrados.

Soporta bien la poca luz, lo que la hace perfecta para tu escritorio o el interior del hogar..

Siémbrala en una maceta de buen tamaño o cesta colgante. Mantén el suelo húmedo pero no mojado. Puede ser suficiente que la riegues cada dos días.

 

  • Palmera de salón Chamaedorea elegans

Esta palmera es muy resistente y da una imagen muy fresca y relajante a la oficina o el hogar, porque se puede pensar en las vacaciones.  Es una planta grande que queda muy bien en el piso. Riégala frecuentemente para que la raíz siempre  esté húmeda.

 

  • Orejas de burro Sansevieria trifasciata

Esta planta fue catalogada por la NASA como una de las plantas más benéficas para los astronautas por su alta producción de oxígeno. Si es escaso el aire de la oficina esta planta podría ayudarte a que el aire en el que trabajas este más limpio. Puedes regarla una vez a la semana.

 

 

Las plantas son capaces de sentir la buena o mala energía de un lugar. Se comprobó en grupos de mujeres que trabajan con orquídeas: hay grupos en que no se llevan bien y las orquídeas no florecen, en cambio en los grupos en que hay buenas relaciones y les gusta trabajar, estas florecen y están radiantes.

 

  • Melisa

 

 

La melisa es una planta medicinal relajante y tonificante a la vez del sistema nervioso, que se usa para tratar la ansiedad, la depresión, la tensión nerviosa.

La melisa puede tolerar pleno sol o sombra total, lo que significa que va a estar bien, incluso si la ventana más cercana está al otro lado de la oficina. Además de ser resistente, sugieren tener una planta de esta especie alrededor, ya que puede mejorar tu estado de ánimo y aumentar el bienestar laboral y doméstico.

Debe estar en una maceta de tamaño adecuado, con buen drenaje y rica tierra y debes mantenerla húmeda, no te olvides de regarla!

 

  • Filodendro

 

 

El frondoso filodendro podría aumentar la productividad en el trabajo y en la casa por la purificación del aire.

Funciona como una de las mejores variedades para la liberación de los compuestos orgánicos volátiles (VOC por sus siglas en inglés) en el aire interior y el exceso de dióxido de carbono, lo que puede ser perjudicial para la salud humana.

Siembra tu filodendro en una maceta o cesta colgante con rica tierra. Mantén la tierra bastante húmeda, regándola varias veces por semana.

 

¿CÓMO CUIDARLAS?

Las plantas de interior son bastantes resistentes pero deben tener ciertas atenciones para que sobrevivan en un ambiente distinto al natural:

Agua. La cantidad del líquido vital debe ser limitada, es decir, solo deben ser regadas de dos a tres veces por semana, aunque también puede variar de acuerdo al tipo de planta. Por ejemplo, en el caso de los cactus, hoy uno llamado cactus de piedra por su forma, que es del desierto, esos se riegan de cinco a seis veces al año y es muy interesante porque no crece, solo cambia de piel, señala González.

Abono. Este debe ser ligero para evitar la acumulación de mucha humedad, por los efectos nocivos mencionados antes. La tierra también puede ser cambiada cada cierto tiempo si el abono no es el adecuado.

Luz y aire. Por lo menos dos veces por semana, deben ser expuestas al sol o a la media sombra para que se aireen y reciban el sol que necesitan. En el caso de las tunas y las suculentas es preferible que estén cerca de una ventana

Te regalarán una vida mas sana, un ambiente más puro y una mejor oxigenación tanto en la oficina donde trabajas o en el hogar donde convives con tu familia.

Podrás disfrutar de estas plantas en tus jardines internos o externos, pero, siempre benefactores, purificadores y productores del oxígeno que respiramos y necesitamos para revitalizarnos.